27 sept. 2013

Mucho más que 'La batalla de los sexos'

Hace ahora 40 años, La batalla de los sexos empieza con La Masacre del día de la madre. Es 1973 y en las dos citas está Bobby Riggs. Un tipo con el que nadie quiere jugar ya al póker, porque siempre gana. Un tenista de 50 años al que no le importa arrastrar su título de dobles de Wimbledon si dar exhibiciones agarrando un bolso con una mano, empuñando con la otra la raqueta y sorteando sillas le da unos dólares extra. Un obseso de las apuestas activas, es decir, con él participando: al golf, al tenis, al basquet, lanzando cartas de póker para encestarlas en un cubo de basura… lo que sea. Riggs es especialista en shows y en hacer dinero. Un día tiene una idea. Proclamar que el hombre es superior a la mujer. ‘Argumentarlo’, ya en la cincuentena, destruyendo en un partido de tenis a Margaret Court, entonces ya un mito (La Masacre del día de la madre: 6-2 y 6-1). Redondear la operación retando después a Billie-Jean King, fundadora del circuito femenino, campeona de doce grandes. Es La Batalla de los Sexos. La ven en la pista 30.000 espectadores, el récord.

26/09/2013, El País>>VER NOTICIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario