11 dic. 2013

Una falda de respeto


Por fuera, Serge Scevenels es un hombre que se viste como mujer. Por dentro, no es ni una cosa ni la otra. O las dos. Allá, en el fondo de su intimidad indiscutible, este ingeniero aeroespacial de 39 años no acepta una construcción social basada en dos géneros. Es un señor, o una señora, o ninguna de las dos cosas, de «género fluido». Es un transgénero. Y hoy tiene una historia para contar,aquel día en que el director general ni siquiera entendió lo que Serge era por fuera y le despidió.

9.12.2013, El Mundo>>VER NOTICIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario