24 ene. 2014

La rutina homófoba de Brasil

La muerte del adolescente gay Kaique Augusto Batista de Santos, encontrado con hematomas en la cabeza, sin varios dientes y una gran herida en la pierna, bajo un puente de la Avenida Nueve de Julio, en la región central de São Paulo, despertó otra vez el fantasma de la homofobia en Brasil. La policía registró el caso como suicidio, pero la familia del niño apuntó que fue torturado y que sería un nuevo caso con un protagonista negro, pobre y homosexual que no consigue justicia. Aunque fuentes de la Policía Civil afirman estar convencidos al 99% de que el chico se tiró y la madre acaba de aceptar la versión policial, el episodio fue alcohol sobre una herida abierta.
22.01.2014, El País, VER NOTICIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario